Expedición en el Río Paraguay

DSC_0210 DSC_0224 DSC_0225 IMG_0266 IMG_0258 IMG_0138 IMG_0176 La SBDA miembro de la Red Pantanal participa de la expedición en Cáceres, MT. Organizaciones de la sociedad civil y los científicos llevaron una expedición a Puerto Morrinhos y Taiamã Reserva para discutir el impacto de los grandes proyectos en el Río Paraguay y el Pantanal. Escrito por João Inácio Wenzel * La tierra y los bosques, el agua y los ríos también tienen su propia vocación. Sus derechos están actualmente reconocidos por las constituciones federales de Ecuador y Bolivia, a pesar de que los pueblos originarios de este continente a reconocer y siempre se respetan. Sin embargo, estos derechos son negados por las sociedades modernas y postmodernas. Vea los bienes naturales como recursos económicos para ser explotados. No haga caso de su alma y la compleja red de relaciones de la vida. Otra parte del creciente número de personas y organizaciones que reconocen la vocación de todos los ríos y las cuencas hidrográficas. La expedición del Comité Popular en defensa del Pantanal de Cáceres – MT para reservar Taiamã y la comunidad de San Antonio donde quieren construir el Puerto de Morrinhos, centrado en la vocación y el reconocimiento del río Paraguay y el Pantanal. Capibaras, caimanes, jaguares e incluso, cigüeñas y garzas, animales y aves de varias especies observaron atentos. En realidad, estos son sólo unos pocos ejemplos de las muchas especies que viven en este bioma, patrimonio natural de la humanidad. Hay registros de 263 especies de peces, 113 reptiles, 41 anfibios, 463 aves, 2.013 de mariposas y 132 de mamíferos [1]. Pero no es que él piensa que el vestíbulo de la vía fluvial que quiere hacer el río navegable, no sólo durante la temporada de lluvias, como ahora, sino durante todo el año, para drenar, especialmente la producción de soja producidas en la Cuenca del Alto Paraguay (BAP), que, según el estudio “Pantanal en su conjunto, no a la mitad,” corresponde al 35% de toda la soja producida en Mato Grosso y Mato Grosso del Sur. La construcción del Puerto de Morrinhos en Cáceres, el drenaje del río, demolición (rocas retenidas) para permitir la navegación de embarcaciones cambia el canal natural. Según los expertos como Oscar Rivas, que fue ministro de Medio Ambiente de Paraguay, Fernando Lugo, comenta que significará la muerte del Pantanal ya que aumentará la velocidad del agua y al actuar como un drenaje que interfiere de manera irreversible el curso natural de los períodos de inundaciones y sequías, que proporcionan toda la biodiversidad natural de fauna y flora. Además de la vía acuática, existen otras amenazas a la conservación de santuario de vida silvestre, la biodiversidad guardería y sustento de las personas de humedales. Su Alonso Lira da Silva, propietario de uno de los encendedores que llevaban parte de las personas que se unieron a la expedición, dijo en pocas palabras: “Esta es mi vida. Este río ha creado y me sostiene. Todo lo que tengo vino de él “. Cumple 26 años que forma parte de la campaña anual para la limpieza de las orillas del río Paraguay. “Lo triste”, dice, “es que cada año aumenta la cantidad de basura que dejan en las orillas del río. El hallazgo de este pescador se ve confirmado por las estadísticas oficiales. De acuerdo con la Agencia Nacional del Agua, sólo el 19% de las aguas residuales es tratada en esta cuenca, muy por debajo del promedio nacional de 30%. Los pesticidas, fertilizantes químicos contaminan la Cuenca del Río Alto Paraguay. Contaminan no sólo las aguas, sino todos los seres vivos que viven ella y en ella, incluyendo el pescado tan apreciado por la población. Hay muchas otras amenazas a la integridad del Pantanal. Además de las 44 centrales hidroeléctricas (UI) y pequeñas centrales hidroeléctricas (PCH) existentes en BAP, se proyectan más de 114 SHP en los afluentes del río Paraguay, y que va a interferir con la reproducción de los peces migratorios, que afecta a todas las aves, los peces y los animales que dependen esta cadena alimenticia. Proyectos como la muerte lesionan la interferencia humana este vivero en vivo y no puede ser decidido por los intereses del lobby de soja y la minería. Si queremos vivir en el Pantanal se tiene que cuidar en un todo, no sólo el bioma del pantano, pero toda su cuenca alta del río Paraguay que alimenta el sistema con sus aguas. La lista de las medidas necesarias para preservar el Pantanal es grande, pero es sencillo de resolver. Basta con adaptar los barcos al río y no de otra manera; suspender el proyecto de construcción de la Hidrovía Paraguay-Paraná y buscar otras formas de transporte para la producción de la nave. El grito unísono de 120 personas y más de 55 organizaciones de la sociedad civil, incluyendo a los líderes comunitarios y científicos que descienden el río Paraguay y llevaron a cabo una manifestación en defensa del río y el Pantanal Porto Morrinhos y en Taiamã Reserva es cuidar de este santuario ambiental única, compleja y única. Los turistas de São Paulo, Paraná y otras regiones vienen a pescar en el Pantanal, debido a que los ríos ya no hay peces. Si hay un esfuerzo conjunto de la defensa de todo el Pantanal, no quedará ni siquiera la mitad. * João Inácio Wenzel, é secretário executivo do Fórum Mato-Grossense de Meio Ambiente e Desenvolvimento e conselheiro do Conselho Estadual de Saúde – FORMAD. Fuente: http://www.formad.org.br/ Postado em 19 de novembro de 2014 [1] Schlesinger, S. Pantanal por inteiro, não pela metade. Soja, hidrovia e outras ameaças à integridade do Pantanal. 2014, Ecosystem Alliance, p. 8.